Viviendo sin coche.

Salgo de mi casa y veo esto, el camino que me espera.

Y es que, viviendo sin coche, un día por delante puede ser el más completo desamparo, sufrir las peores inclemencias

y Dios sabe qué más!!!

salamanca

Ahora que vivo sin coche, vamos que soy un peatoncito,

llevo unos meses organizando y ajustando el tiempo para

seguir llegando a los sitios sin tener que parecer una maratoniana keniata.

Pues bien, os voy a hablar de las virtudes de ir a pata:

Es indiscutible que sin coche camino un montón, tengo la tensión perfectamente, que no puedo decir lo mismo del estrés,  pero ese es otro post, y a mayores, la celulitis no tiene huevos de aparecer, de momento, no hablemos muy alto…

Aprovecho el tiempo de caminar hacia algún sitio para hacer recados por el camino al trabajo, antes aglutinaba esas tareas porque no podía encontrar aparcamiento en los distintos lugares donde debía ir, y claro, no iba a ir andando teniendo coche. Es decir ahora todos los días realizo algún pendiente por la ciudad, comprar algo o ver a alguien.

El aparcamiento: zona azul, parking privado, dejarlo a tomar por c.., vamos un rollo, y a veces tardaba más en aparcar que en ir a Zamora y volver. Otro gasto, y no lo dejes mal que hay multas.

Lava el coche, porque aunque lo usen mil personas, si el coche es tuyo lo lavas tú, te vas a la gasolinera y lo metes en el autolavado, genial!! me quedan veintitres lavados para el gratis!! , en serio, alguien ha llegado al” lavado gratis”?? y luego aspíralo, sacude alfombrillas, deshazte de los cienes y cienes de tickets de la hora que se reparten por todos los recovecos del vehículo…y por fin, limpia los cristales.Perfecto!  y seguidamente, bajas los cristales de los laterales para que entre aire fresco, porque estas sudando de darle al puñetero aspirador, y se te quedan las marcas verticales del agua, mal menor, respiras hondo, colocas otra cápsula rosa de mora  ( o frambuesa en su defecto ) en el ambientador y te piras.

Qué bonitas esas dos horas de tu vida invertidas en algo tan productivo…

Sales de fiesta y piensas, cómo voy a pagar un taxi? Si tengo coche!                                                                                                                                     Y qué pasa, que te tiras media noche amargada porque no puedes beber, y  todos jiji jaja, y a tú como si llegaras de un funeral , porque llevas toda la semana currando y te apetecía una fiestita con tus amigos, nada del otro mundo, unas cañas o algo, pero no puedes.                                                                                                                                                                                                                                             Así que al final, decides que dejas el coche en el parking toda la noche ( porque no encontraste aparcamiento después de dos horas dando vueltas Gran Vía pa´rriba Gran Vía pa´bajo) y que ya irás al día siguiente a buscarlo ,sí , te van a cobrar una pasta, pero te vas a tomar esa copa.  Pues bien, al día siguiente, en realidad, es a la tarde siguiente, porque quisiste coger el ritmo de los demás y te bebiste en dos horas lo de toda la noche así que has dormido hasta las cinco, cosa que no hubieras hecho si hubieras ido en taxi, con lo que la cuenta del parking se dispara.

Otro punto a tener en cuenta es cuánto nos cuesta un coche, pero de verdad: comprarlo, el seguro, revisiones, neumáticos, gasolina, atropellos varios que no te cubre el seguro, carteras olvidadas en techo del coche mientras buscas las llaves en el bolso mientras arrancas dejando en la primera curva un muestrario de apuntes de materiales… en fin. Que con todo ese dinero , podríamos alquilar un coche cuando lo necesitáramos, y tendríamos un chófer que nos lleve toda la noche de fiesta de bar en bar, y no sólo eso, nos  llevaría el abrigo y el bolso y haría cola en los baños por nosotros.

En vacaciones te ahorras el parking de larga duración, porque seamos sinceros, o sales de España, o no te has ido de vacaciones!!      Ya nadie se va de vacaciones a recorrer la costa levantina. Aunque se volverá , creédme. De esta forma coges autobuses y autobuses, donde conoces a un montón de gente. Y hasta aquí puedo leer, lo dejaré en que te vas enriqueciendo como persona. Es parte del viaje, tus vacaciones comienzan en la estación de tren, o de autobús, y te vuelves más observador de las relaciones humanas, de las actitudes, de la ropa o peinados que lleva la gente, porque antes ibas en tu cubículo escuchando a Pablo Alborán, y ahora caminas y viajas con gente. Te relacionas infinitamente más.

He redescubierto Salamanca, la Plaza Mayor a las 8:30 (un café), caras de sueño, señoras que parlotean, niñas monísimas que van a clase, los que no se han acostado aún, un piropo de yayo verdusco,… jejejejej, te cargas las pilas !!

Qué más? Nada que me voy a dormir, que ya está bien.

Quiero deciros que en cuanto ahorre ya sé que coche me voy a comprar, va! o me lo financio!

“viviendo sin coche”

beatriz

4 pensamientos en “Viviendo sin coche.

    • Pues descubrirás las virtudes de las que hablo, así que para ayudarle dejaré que me lo regales, así sabrás quién lo tiene, y no sufrirás por él. Conmigo está en buenas manos, jajjajajajajja, Andaaa, si tu vas andando siempreee,🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s